Relatos Eróticos categoria Filial

Relatos Eroticos

CATEGORIAS

Dominación 19
Fantasias 14
Fetichismo 13
Filial 113
Gay 109
Hetero 209
Lesbianas 70
Masturbacion 13
Orgias 52
Sado 13
Sexo Virtual 2
Transexuales 25
Voyerismo 16
Zoofilia 24





Me hice lesbiana con mamá -
Maria de Jesus - (Filial) [29 Jan 2004]
Empece a tener fantansias con mamá y fue maravilloso cumplirlas

Nunca he contado esto a nadie pero cada vez que lo pienso me siento extraña pero tambien muy excitada.
Hace tres años que deje de vivir con quien era mi pareja, y aun cuando no nos casamos en mi casa lo aceptaban muy bien ya que es muy educado y de buen ver.
Un fin de semana que habiamos ido a la casa de Chapala, Luis se metio a bañar mientras nosotros nos fuimos al jardin. Mi hermana empezo a buscar la mamila para darsela a su hijo mas pequeño y mi mama le dijo que la mamila estaba en su recamara y que iria por ella.
Yo habia ido a la cocina por una cocacola y al salir de regreso escuche ruido dentro de la habitacion y entre para ver si Luis ya se habia terminado de bañar. Lo que vi me sorprendio muchisimo y me puse enojadisima pero tambien muy excitada: Ahi estaba mi mamá arrodillada mamandole la verga a Luis, habian corrido la cortina de la regadera y él estaba parado y mamá arrodillada chupandosela, yo veia como le entraba y le salia de la boca. ¡Era mi mamá la que estaba mamandole la verga a mi pareja y ya se la tenia bien dura y roja!.
Me sali sin que me vieran y regrese al jardin como si no hubiera visto aquello. Luego llego mamá como si nada.
Ahora hace tres años que no he visto a Luis pero lo que vi lo recuerdo como si fuera hoy. Desde entonces es mi fantasia preferida.
Luis era bien caliente y le gustaba decirme cosas como; eres una perra puta, eres una puta depravada, mientras me metia su verga de cerca de siete pulgadas. Y yo tambien le decia cosas como; ¡Que putisima es la puntita de tu verga!, ¡me gusta que me chingue la pura puntita!, ¡me gusta sentirme como una perra puta! y cosas asi.
Algunas veces que visito a mama la encuentro vestida con una batita de algodon blanca que al menor movimiento le deja ver las piernas hasta el nacimiento de sus nalgas, tambien le deja ver sus pequeñas tetas. yo cada vez la deseo mas.
Muchas veces al estar con ella me tengo que ir a mi departamento -vivo abajo de mis papas- para masturbarme pensando en mamá.
La semana pasada fui y ella estaba acostada boca abajo con ese vestido que siempre usa para estar en casa, entre a su recamara y la vi ahi. Vi claramente que no traia pantaletas ni brasier, el vestido se le pegaba al cuerpo y lo tenia subido hasta las nalgas y le alcance a ver los pelos de su panocha, me excite mucho y ahi delante de ella me masturbe sin que se diera cuenta ya que seguia dormida. Al despertar me dijo; "yo me quite los calzones y el chichero porque tenia mucho calor"
He pensado buscar a Luis y proponerle un trio. él mamá y yo.
Cuando va y me visita le hago larga la platica para estarla viendo ya que cuando se descuida le veo las piernas. Ya casi tiene sesenta años pero sus piernas estan bonitas y duras, no tiene celulitis y las tiene gruesas. Me gusta hacer que se pruebe mi ropa con el pretexto de ver como se le ve. Me compre un vestido corto y pegado al cuerpo que me encanta ponerme cuando estoy caliente para quitarmelo poco a poco, nunca lo uso para salir porque me siento muy delgada. Un dia llego mamá y aproveche para modelarselo y me lo puse. Me lo deje mientras platicabamos y sin que ella lo notara me lo empece a subir y a abrir las piernas descuidadamente al tiempo que lo desabotonaba de arriba. Tenia puestos una zapatos negros puntiagudos de tacon alto y eso me calentaba mas. En un momento mi mama me dice: "Ay Marcela, asi como estas vestida y con tu vestido arriba hasta ya me estoy calentando".
Yo estaba que ardia, me le queria ir encima.
Tengo una cinta larga de color rojo que uso para hacerme un traje de baño super-depravado. Mido 1.70mts, con esta cinta me envuelvo desde el cuello me la paso por mis tetitas y me la bajo hacia mi panocha y luego la amarro alrededor de mi cintura, siempre lo hago teniendo unos zapatos puntiagudos y de tacon muy alto, me fascina como me veo. Un dia me anime y me mostre asi con mama con el pretexto de preguntarle como se me veria un traje de baño parecido. Al verme casi se le salieron los ojos al parecer por mi intencion de usar algo asi pero creo que lo que en verdad le sorprendio fue que se calento viendo a su hija con semejante atuendo. Note como los ojos le brillaban de placer. Se fue cuando escucho que papa llegaba, no sin antes decirme en un susurro que yo senti como si me hubiera dicho; “...luego vengo para calentarnos juntas”, luego vengo para para que me prestes esa cinta y probarmela yo, se me antoja verme bien putona.
He estado a punto de decirle, de seducirla, pero es mi mama. Tengo tantas ganas de que me mame mi panocha como le mamo la verga a Luis. Y conforme pasa el tiempo de lo que mas tengo ganas es de chuparle yo su cosita, chingarmela a lenguetazos en su clitoris, hacerla gritar de placer y quiero que , como Luis me enseño, tambien que le encante gritar de dolor. Quiero morderle sus piernas, sus pezones y que me grite que soy una depravada, que grite...¡pinche perra puta!, ¡chingame cabrona, chingame!.
Me encantaria pero no se como abordarla, si alguien a pasado por una situacion asi me gustaria saber como la soluciono.


Hace menos de una semana que estaba pensando como hacer para que mama caiga en mis brazos y su lengua fuera a dar a mi pucha cuando me sorprendio algo que hizo. Ahora no sé si ella me esta cazando y tambien quiere lo mismo o si es que esta muy ingenua.
Tengo una sobrina que ya casi tiene ocho años, es muy simpatica y para su edad es sexi. Cuando era mas pequeña un dia nos dijo que ella tenia pompis de toronja, y en verdad que las tiene grandecitas y levantadas.
Pues estaba mi mama de visita con un vestido que yo no le habia visto. Un vestido anaranjado intenso de manga muy corta y botoncitos al frente, estando ella parada el vestido le daba cerca de diez centimetros arriba de la rodilla. Tenia puestas unas sandalias de tacon bajo de metedera, de esas que solo tienen una cinta que va entre los dedos y talonera. Las uñas las tenia pintadas de un tinto claro. A mi esto me sorprendio y me gusto mucho pero me quede muda cuando me dijo que se habia comprado un calzoncito “como los que yo uso” y que lo tenia puesto; “...al ratito te lo enseño”, me dijo. Mientras me decia esto y hablabamos de cosas distintas se movia en la silla como acomodandose la pantaletita y esto hacia que el vestido se le subiera y yo le pudiera ver las piernas, en eso estaba cuando me dice; “¿ah, ya viste mis sandalias?”, se mueve para mostrarme un pie con la sandalia puesta y abre las piernas y le veo el calzoncito blanco metido entre los pelos de su panocha, hago como si no vi y agrega; ¡son para cuando me pruebe la cinta roja que tienes, por eso ya hasta me pinte las uñas, quiero verme pero si bien putota” Me tenia mas extrañada que nunca.
Por si esto fuera poco me dice; “Oye Marcela, ¿te acuerdas cuando la niña nos dijo que tenia pompis de toronja?, ah, pues ¿que crees?, ya le compre un pedazo de cinta roja parecida a la tuya para ponerle un trajecito igual”. “Ya la he notado que es bien caliente asi como esta de chiquilla”, “ a veces se me sube a la pierna y se esta moviendo como jugando pero lo que esta haciendo es tallando su colita con mi pierna, hasta me deja caliente la traviesa chiquilla”. Oye,¿si le ponemos la cinta esa no le dira a su mama?. Le dije que yo creia que no y agrego; “...cuando me la pruebe tambien te la pruebas tu, quiero que te la pongas con los zapatos negros de tacon altote que traias el otro dia para que te veas bien puta”, y reia al decir esto con mucha ingenuidad. y seguia; “...Lo hacemos un dia que tengamos pensado ir a Chapala,les decimos que nosotros despues nos vamos, yo me quedo para acompañarte y no te vayas sola y que nos dejen a la niña”, “para vestirnos las tres igual sin que nos interrumpan, al fin que tu tienes espejos para vernos completas”. Yo no daba credito a lo que me decia y seguia; “las tres nos ponemos igual, tengo ganas de verte con esa cinta como te la pusiste el otro dia pero con tus zapatos negros y que la niña este igual , las quiero ver juntas”. “pero sabes, que me voy a tener que rasurar para que no se me salgan los pelos por los lados”. Al decirme esto ya el vestido lo tenia bien arriba y le veia como el calzoncito se lo estaba comiendo todo. Queria abrazarla y morderle los labios y que me dijera; ¡mas,... mas...!
Cuando me dijo que ya se iba yo solo pense en vernos encueradas mi sobrina de ocho años mi mama y yo, calientes las tres. Ya muchas veces habia pensado en hacer que mi sobrina me chupara y yo chuparle su puchita. Ahora estoy terminando esto para no olvidarme de detalles, luego ire a comprar un consolador porque creo que me voy a chingar a mama y le quiero dar una sorpresa.


Fui a comprar una verga artificial y lo que encontre me hizo que estuviera en la tienda como una hora, saliendo de la primera fui a otra y luego a otra.
Vergas de un tamaño y de otro, de colores, dobles, gruesas.
¡Me hubiera gustado que mi mama me acompañara!
Compre una de ocho pulgadas, blanca y con la cabeza roja. Es de pilas y se puede usar a la cintura. Llegando a casa me encerre y la abri para revisarla. La saque de la caja y la empece a acariciar, me desabotone la blusa y me saque una teta para pasarla por mi pezon que se me ponen enormes, luego me la iba a llevar a la boca cuando en la puerta me dicen; ¡Marcela!,... ¡era mama!.
Sali conteniendo la respiracion y como si nada le digo; “acabo de llegar, fui al deposito por un material”.
Traia puesto otro vestido parecido al que tenia el dia de las sandalias, cuando le vi los pelos y la pantaletita.
Este era amarillo mostaza de unos tirantes muy delgados y corto.
No traia brasier y note que se le marcaba mucho la pantaleta, era muy chica. Me fije que la pantaleta se le marcaba porque el vestido le quedaba muy ajustado de las nalgas.
Me dijo; “¿como me queda este vestido?”
Yo la vi con descaro y me fije en las sandalias: Tenia unas sandalias de dos tiritas adelante y una que le subia al tobillo y ahi se la anudaba, las uñas pintadas de rojo y las piernas brillosas de crema, el vestido le marcaba las piernas y la cadera haciendo que la pantaleta se le notara mucho.
Le dije; “pareces que andas ligando”
Si verdad?, ya tu padre me dijo que parece que estoy buscando quien me coja, agrego.
“Quiero que me acompañes a una tienda que vi en el periodico donde venden ropa muy atrevida, haber que nos compramos”, dijo-
Sabes que me pasa Marcela, me caliento nomas de verme en el espejo.
Me puse este vestido y los huarachitos y luego que me vi me quite el chichero. me encreme las piernas hasta arriba y me pinte los labios bien rojotes. Luego me fui a ver en el espejo y me sente en el banquito, abri las piernas y ahi estoy viendome, y en eso ¿que crees?
¡¿Que llega Katina y me ve!?
¡¿Usted que trae?!, me dice.
Yo estaba montada en el banco del peinador, lo hice para atras para poder verme bien.
Con la manos me recargue en el borde de adelante y tenia las piernas abiertas con los pies para atras y el vetido subido hasta la ingle, se me veia la pantaleta y como todavia no me rasuro, pues los pelos se me salian por los lados. Y ya ves como se hacen los pechos si pones adelante los brazos y te agachas tantito y luego con este vestido que me aprieta poquito pues ahi estaba yo rete-emocionada viendome.
Me encreme la piernas con el vestido puesto. Me sente en la cama y me quite las sandalias estas para subir el pie a la cama, asi de lado. Me subi el vestido y comence desde el pie, a encremarme la pantorrilla y luego el muslo,....Ay Marcela que me estara pasando pues?.
Ya siempre todo el dia estoy piense y piense es vestirme de un modo y de otro. Y lo mas curioso que se me hace es que espero que se vaya tu padre para quedarme yo sola.
Hasta sabes que pense cuando estaba sentada en el banco; dije, Katina tiene una camara de video, se la voy a pedir y le digo a Marcela que me tome como si estuviera en un desfile de modelos.
¿Si me tomas pelicula?.........
Yo estaba feliz, mama seduciendome de esa manera tan inocente, y me sigue platicando diciendo: “tu crees...por ejemplo; yo que estoy con tu padre..... si me masturbo o como se diga, ¿estare haciendo mal?”
“¿Es que sabes que me pasa?..... se me antoja masturbarme cada que me veo en el espejo y cada vez mas”, “¿sera malo?”
Y yo; no, no creo que sea malo, incluso se considera saludable, es cuestion de gustos.
Mi mente estaba toda confundida entre lo que le decia y lo que le queria decir, no atinaba que decirle. ¿Y cuando te rasures lo piensas hacer con rastrillo o con maquina?, atine a decirle.
“Pues no se, nunca lo he hecho”, “¿no dolera?”
Yo creo que con cuidado no, le respondi.
Se habia sentado frente a mi con las piernas juntas, se levanto al tiempo que me decia; “deja decirte como quiero que me tomes la modelada”
“Me voy a comprar unas sandalias de tacon bien altote de color rojo, nomas con unas tiritas para que se me vea todo el pie. Luego un vestido que ya vi color blanco. es muy corto abajito de la nalga y es escotado de atras y de adelante, esta apretado y lo pienso comprar una talla mas chica para que me apriete y se me marque mas la tanga roja que tambien pienso comprarme”
“Pero tambien quiero que me tomes sentada como que no me fijo y se me sube el vestido y que se me vea bien pero bien la pantaletita apretandome “ahi”.
“¿Como ves, te modelo para que me tomes pelicula?”
Al dia siguiente me habla desde temprano para decirme que en cuanto se vaya papa pasa por mi para ir a que se pruebe el vestido y los zapatos.
Llega y nos vamos en su coche, lleva puesto el vestido naranja y unas sandalias plateadas.
Le pregunto que si ya va a comprar el vestido o se lo quiere probar y me contesta que se quiere probar algunos para que yo le diga cual se le ve mejor.
Llegamos al estacionamiento y entramos a la tienda.
Fuimos al departamento de ropa juvenil, cuando llegamos mamá me dice; “Por aqui vi el que te dije”.
Mas que vestidos a mi me parecia que lo que ella buscaba eran fondos.
Empezo a escoger de diferentes colores unos cuatro o cinco, nos dirigimos al probador mientras me decia; “¿Me los pruebo con chichero o sin chichero?”
y yo, -pues como lo pienses usar.
Entramos al probador pero yo me quedo afuera del cubiculo, era por la mañana y a esa hora las tiendas estan practicamente solas.
Yo veo por debajo de la puerta como deja caer el vestido naranja, le puedo ver solo hasta la mitad de sus pantorrillas.
Sale y me muestra el primero. Es un azul turquesa muy pegado hasta media pantorrilla, sin manga y de cuello redondo con botones hasta abajo del busto. Lo que me gusta mas de mamá son sus piernas, gruesas y sin celulitis. Sale con sus sandalias puestas y casi todos los botones sin cerrar dejando ver sus ricas tetitas. Se para en el la puerta de perfil a mi volteando a verse en el espejo hundiendo el abdomen diciendome; “¿como me lo ves?”
Yo sin dejar de ver hacia la abertura le digo que me parece bien y ella me contesta;”Pero este no se me abre tanto porque esta muy apretado”.
Me dice que se probara otro y cierra la puertita.
Sale con uno color beige que le da hasta la rodilla de tirantes anchos y amplio de abajo que me permite verle toda su gruesas pantorrilla, se sienta en la silla del probador, separa las piernas y el vestido se le sube un poco dejandole ver parte de sus blancos muslos y me dice;”¿Como ves este?”
A ver, pruebate otro, le contesto.
Vuelve a aparecer en un vestidito entre amarillo y naranja palido que le contrasta bien con las sandalias en plata y con las uñas nacaradas. Este vestido es mas corto, casi hasta medio muslo de tirantes cruzados por detras y destapado hasta media espalda.

A mi me parece demasiado juvenil para su edad pero me encanta como se le ve.
Es pegado hasta media cadera y suelta lo que es la falda. Tiene tres botones al frente los cuales no cerro y se le ve el nacimiento de sus ricas tetas.
Se da una media vuelta para ver como se le sube y me dice ;”¿como lo ves?”
Al tiempo que sube un pie a la silla apoyandose con la punta y dejando ver sus pantaletitas pero como atras de ella esta el espejo le veo sus nalgas comiendose la tanguita.
Enseguida se sienta en la silla con las piernas separadas mirandose en el espejo, se sube el vestido hasta la ingle y me dice; “este me gusta mas”, “¿como se te hace a ti?”
Te ves bien buenona, -le contesto y ella dice ;”Entonces este”.
Y agrega; “¡Ah, los zapatos!”, “ve y escogeme unos para no ir yo, que sean rojos”
Voy y traigo tres pares casi iguales. Le doy unos y se los prueba con la puerta abierta, al ponerselos sube y baja las piernas, las abre y las cierra y yo ahi. Deseando besarselas;- “Ya me falta poco”, pienso.
Se pone unos que tienen un tacon de diez cms, rojos y de dos tiritas que le pasan por los dedos y dos tiritas mas que se cruzan por el empeine y llegan al tobillo donde se unen a una corre que le coge el tobillo y con un soporte que le sirve de talonera, bien puntiagudos.
Se los pone y se para; ¡GUAUUU! ¿Que piernas se le ven a mama!.
Se para recta y las tetas se le levantan.
Me dice;”ya le pedi la camara a Karina”, “nada mas me falta rasurarme”
Siento que la sangre se me agolpa en la cabeza



2

Al siguiente dia por la noche viene mama con una bolsa y me dice; “Aqui traigo las cosas, mañana tu padre va a ir a Chapala en la mañana temprano y no vuelve hasta las 2, en cuanto se vaya vengo”
Por la mañana la espere desde antes de las 9 pues se que papá es la hora en que sale.
Me bañe y me rasure aguantandome de masturbarme para hacer “hambre”.
Ya tenia sobre la cama lo que me pondria para la sesion de modelaje de mama; Mi vestido rojo ajustado, zapatos negros de tacon alto y un bikincito muy apretado color verde claro muy chillante. Me pongo crema y perfume en todo el cuerpo, me pongo mi pantaletita no sin verme en el espejo como me queda tan apretadita que me alcanza a marcar mis labios rasurados. Me pongo los zapatos para verme en el espejo sumiendo el abdomen y levantando mis tetitas, me meto el vestido y me lo acomodo dejando abiertos los botones, seco el pelo un poco y me pinto la boca, un poco de sombre en los ojos y lista.
Llega mamá y me dice;”prestame las cosas”
Se mete al baño diciendome que prepare la camara y que si ya pense como la iba a tomar. Le contesto que tengo una idea y dice que no tarda.
Sale ya maquillada con una sombra que le enfatiza los ojos y con los labios rojisimos.
Lleva el vestido amarillo-naranja con los botones sin cerrar, las sandalias de tacon altisimo en rojo y no lleva brasier, me imagino que pantaletas se pondria.
Sale y me dice;”¿Que tal, como me veo?”
Le contesto que cachondona y ella me contesta; “Tu te ves como modelo”
Habia puesto una silla y en la cama unos almohadones y baje los espejos.
Va ella delante mio y yo la voy siguiendo Admirando sus piernas en esos taconzotes. Brillosas por la crema, marcadas las pantorrillas, oliendo riquisimo y viendo como sus tetas se le movian suavemente libres sin sosten.
“¿En donde Marcela?”, me dice
Le digo, ¿que tal si empezamos haciendo como te estas poniendo los zapatos, como en la tienda cuando subiste el pie a la silla?”
Se para junto a la silla, sube un pie y se inclina para cogerse la hebilla. “¿Asi?”, me dice.
Se inclina y yo le veo como sus tetas se le caen un poco y le veo como sus pezones se le entierran en la tela del vestido. Sus piernas se ven fabulosas en esa posicion. Yo me doy gusto atraves del visor y del zoom del lente. La veo desde un lado y del otro, me agacho para verla desde abajo, la tomo de un costado con el espejo detras que me deja verle sus nalgas. De pronto sin decirle yo nada ella se para, abre las piernas y se sienta en la silla apoyando los brazos sobre el respaldo de la silla, con las piernas abiertas me deja ver su pucha cubierta por una pantaletita blanca, es muy pequeña y su cosita se le ve apretada pero sin pelos a los lados.
Se coge con las manos del respaldo y se echa para atras haciendo que sus muslos luzcan como nunca imagine que ella los tuviera. Yo ahi sin perder detalle.
Se para y se va a la cama -cuanta imaginacion de mama, pareciera que habia practicado antes- y sin voltearme a ver se acusta quedando boca.abajo con el vestido subido mostrandome sus bonitas piernas y dejandome ver como sus nalgas se comen la pantaletita.la recorro desde los pies diciendole que los suba y los mueva lo cual hace de una manera esplendorosa, llego hasta su cara la cual ya esta enrojecida y le veo sus tetas casi en su totalidad de fuera.
No me resisto las ganas y le subo mas el vestido dejando casi sus nalgas al aire diciendole, -“te queda muy bien tu pantaletita”
Ella me contesta; “T...tu...creees”
Yo estoy maravillada, a punto de irmele encima, cuando me dice, “¿quieres que te tome yo tambien?”
Por supuesto que le digo que si, se levanta pero con los brazos hacia adelante levantando las nalgas y me parece innequivoca señal de que ya esta calientisima.
Se para y me dice;”¿como quieres?”
Me paro pegada al quicio de la puerta, subo los brazos y flexiono un poco una pierna y le digo que me tome de lado tomando tambien el espejo que hace se me vea un poco mi pantaletita, enseguida me volteo y me recargo la espalda sobre el quicio, separo las piernas dejando una mano atras y pasando la otra sobre mi cinturas hasta la cadera contraria para levantarme mi vestido y dejar que en el espejo se me vea mi pantaletita ya mojada.
Mamá me toma y me dice;”Hasta parece que estas bien caliente”
Le contesto que me tome de un poco mas abajo, al hacerlo me desabotono todos los botones del vestido dejandome casi por fuera mis tetitas paraditas.
Mamá insiste y me dice;” estas bien colorada de la cara”
Me dice que me ponga en la cama igual que ella se puso y yo encantadisima lo hago corriendo.
Me subo boca.abajo y me hago un tirante del vestido hacia un lado, mamá empieza a tomarme como vio que lo hice yo. Al llegar a mis tetas me dice; “tienes una chichi salida”
Tomala as...asi, le contesto.
Me toma con la camara otra ves hasta los zapatos y yo me volteo quedando boca.arriba.
Me estiro cuan larga soy y el vestido se me sube hasta el pubis, doblo las rodillas y me arqueo levantando mi pubis hacia el techo y veo que mama esta extasiada.
Me animo y cojo mi pantaleta por los elasticos y los estiro hacia arriba haciendo que se me marque mi clitoris erecto. Me volteo nuevamente boca-abajo con el vestido bien levantado y la pantaletita metida ente mis nalguitas y mama ahi sin decir nada, tomando a su hija encuerandose para ella, compartiendo una experiencia lesbiana.
“Que bonitas se te ven tus nalgas”, -me dice.
Me levanto y le digo; “Deja ponerme mi tira roja”
Voy a buscarla, entro al baño y salgo con ella puesta.
Me la pase por detras del cuello cruzandomela por mis tetas cruzandomela nuevamente por mi cintura hacia atras para metermela por mis nalgas y pasarla para adelante por mi cosita y subirla hasta la parte que baja por mi cintura y ahi la amarro. Con los taconzotes negros y esta cinta me veo peor que puta.
Salgo y parece que a mama se le quieren salir los ojos, me ve con una delicia que me enerva. Empieza a tomarme con la camara desde todos los algulos imaginables.
¡Tengo la certeza que en cualquier momento nos vamos a ir una sobre la otra!
Me dice;”subete a la cama”
Yo lo hago y ella me toma desde abajo diciendome; “muevete, date vuelta, quedate parada, voltea la cara”
Yo viendome en los espejos noto como tengo mi clitoris parado, transparentandose por la cinta.
Me dice;”ahora deja subirme yo a la cama”
Me bajo y me entrega la camara.
Empieza a moverse pero dandome clases; se levanta el vestido, se desata los tirantes del vestido. Se pone de espaldas subiendose el vestido por los lados para llegar al elastico de su tanguita y subirsela, se hinca sobre la cama haciendose hacia adelante quedando acostada boca-abajo con el vestidito subido y la tanguita metida entre sus otoñales nalgas. Con los tirantes sueltos y estando ahi quieta me dice; “¿Que mas hacemos Marcela?”
Yo que no he dejado de mirarme en los espejos teniendo a mama tendida casi encuerada ante mi, despues de estas danzas eroticas me pregunta eso. Yo acomodo la camara con un libro sobre una mesa, me inclino sobre ella al tiempo que susurro –“no se”- y termino sobre ella sintiendo su humedo y caliente cuerpo bajo el mio, sintiendo sus nalgas en mi vientre.
Le beso su espalda y ella empieza a jadear ligeramente.
Me deslizo hasta llegar a sus nalgas y las beso percibiendo el olor de su cosita mojada, la paso mis manos por esas piernas que tanto deseaba y vuelvo hacia su espalda.
Ella se voltea poniendome abajo y mientras me dice con desesperacion ;”Nos teniamos muchas ganas”
Me hace a un lado las tiritas y empieza a lammerme mis levantados pezones.
Yo estoy siendo poseida por mama que me pone a gemir de placer chupandome mis tetas.
Yo me quito los zapatos y la abrazo con mis piernas por la cintura mientras le digo; -“mas fuerte, chupame mas fuerte”
Yo le acaricio sus nalgas por detras y subo las manos por su espalda sintiendome extraña en esa situacion nueva para mi, abrazando ese cuerpo de mujer madura. Deseaba mucho una relacion con una mujer pero nunca pense que fuera tan excitante, tan morbosamente excitante. Regreso mis manos a sus nalgas y le toco la pantaleta metida entre sus nalgas.
Ella sigue chupandome mis tetas haciendo pausas para mirarme con intensidad y de una manera extraña para mi, me ve como una mujer caliente mirando a otra mujer a la que esta poseyendo.
Me hago a un lado para que ella quede abajo e hincada me quito mi cinta para tirarmele encima a besos en sus labios, ella entecierra los ojos y yo empiezo a chuparle sus pezones.
“,,,,quitame el vestido”, me dice.
Yo se lo saco por los pies dejandola solo en una tanguita apretada que le deja ver los lados de su panocha rasurada, sin dejarle de ver su cosita deslizo mis manos por sus piernas hasta llegar a sus pies para quitarle las sandalias. Me inclino sobre su pubis y sobre la tanguita le paso mi lengua haciendo que se arquee.
“Quitamelas... quitame el pinche calzon”, me dice con la voz entre-cortada.
Asi lo hago y ella queda ahi, a mi desposicion, con las piernas abiertas.
Su Rajadita no esta totalmente rasurada, se dejo un poco de sus pelos.
La empiezo a olisquear y ella me toma de la cabeza como para que no me vaya y le toco su parado clitoris con la puntita de mi lengua.
Me sorprende el tamaño de su pitito palpitante.
Se lo chupo mientras la cojo por las caderas sabiendo que no tardara en venirse en un orgasmo fenomenal.
Le separo las nalgas y con la lengua le empiezo a acariciar su culito y veo como ella se arquea murmurando; ...asi...asi...
Quito mi lengua de su culo y lentamente subo a su panocha buscando su pitito, lo hago lentamente sintiendo en mis labios toda su pucha abierta. Le meto mi lengua en su endidura mientras llego a su clitoris que parece esta a punto de estallar de lo parado que se ha puso.
Me le pego a chupadas y ella inmediatamente empieza un explosivo y violento orgasmo.
Al irse mamá me quede pensando en mi sobrina, en como hacerle para seducirla.
Aunque apenas tiene ocho años ya mide bastante, es blanca con el pelo castaño claro.
Sus piernas son gruesas y muy bien formadas, las nalgas levantadas y grandes y bien duras.
Tiene el vientre plano y unos pezoncitos rosa encendido, los labios pequeños del mismo color de los pezoncitos y unos ojos bien picaros.


"ENVIAR RELATOS EROTICOS".

TOP AUTORES

Anonimo 16
Willy 11
Exia 11
Valentino Y 6
Santi-Tico 6
Helena 6
Carlos 5
Víctor 5
Daniel 4
Luis 4

VIDEOS DEL DIA

Descarga miles de videos completos al instante.
Web,s Recomendadas
Mujeres desnudas Buscador Erótico Famosas Desnudas Sexo Gratis
Sexo Anal
Mamadas
Famosas desnudas
Incesto
Pornostars
Chicas Desnudas
Sexo Filial
Sexo Oral
Famosas Desnudas
Sexo Anal
Fotos Gay
Relatos Incesto
Modelos desnudas
Famosas desnudas
Chicos Desnudos
Sexo Oral
Sexo Gratis
Canal Venus - Sexo Gratis
Mujeres Desnudas

Club Relatos Eróticos
Tios Buenos
Chicos Gay
Chicos Follando
Actrices Españolas
Añadir nuevo