Relatos Eróticos categoria Masturbacion

Relatos Eroticos

CATEGORIAS

Dominación 19
Fantasias 14
Fetichismo 13
Filial 113
Gay 109
Hetero 209
Lesbianas 70
Masturbacion 13
Orgias 52
Sado 13
Sexo Virtual 2
Transexuales 25
Voyerismo 16
Zoofilia 24





Mi primera masturbacion -
bluevelvet - (Masturbacion) [17 Sep 2003]
Nuestra protagonista observa como su abuela se masturba usando pepinos platanos y otras fritas... se excita mucho contemplando esta escena y de ella aprende el arte de la masturbacion..
Quiero contarles como fue mi encuentro con el arte de la masturbacion y
como, desde entonces, lo he venido practicado casi a diario.

Era yo muy joven cuando mis padres atravesaron una fuerte crisis economica y
una de las madidas tomadas fue entregar el piso donde viviamos y mudarnos a
vivivir al piso de mi abuela.

Ella es una mujer de mucho carácter, viuda desde los 40 y contaba para la
fecha unos 56 anos. En su juventud debio ser muy bella, pero para mis ojos
era simplemente mi abuela, la que reganaba, la que no permitia que se
dijeran malas palabras en la mesa, la que velaba por toda la familia. Mujer
sin ninguna coqueteria, muy seria pero con sentido del humor, siempre vestia
de negro y en casa vestia con batas blancas de puntitos o florecitas negras,
desde que recuerdo siempre se peino de la misma manera, recogiendose el
pelo. Hiperkinetica, siempre estaba haciendo algo, limpiando, cocinando,
arreglando las averias de la casa, era absolutamente autosuficiente, en las
tardes tejia mantelitos, escarpines que regalaba a quien fuera a tener un
bebe entre la familia o amigos y en la noche veia television por horas hasta
que dormia.

Yo llegue a compenetrarme mucho con ella porque desde que vivimos juntos mi
abuela le dio su habitacion a mis padres y ella compartia una habitacion
conmigo. Por eso me enseno a tejer y juntas vimos miles de peliculas que
ella me explicaba e invariablemente me adelantaba los acontecimientos porque
se las sabia todas.

En la habitacion ella nunca tuvo problemas en mostrarse desnuda frente a mi,
ni yo con ella, a pesar que ya para el momento yo habia adquirido un fuerte
sentido del pudor, me aterraba el solo pensar que alguien me viera las
pantaletas. Pero con mi abuela y mi mama era distinta.

Asi como mi mama tenia un cuerpo bellisimo, tetas duras, culo grande de
nalgas firmes, un rostro de angel, cabellos salvajes , brillante y dorado,
mi abuela por el contrario tenia la piel absolutamente floja, tetas enormes
y caidas, nalgas pequenas y encogidas, una barriga grande y fofa, rostro
huesudo y flaxido, solo conservaba una hermosa cabellera larguisima, negra
que solo yo tenia el privilegio de disfrutar ya que solo lo soltaba en la
habitacion antes de la ducha o para acostarse y unos ojos negros de mirada
tierna y aguda.

En una ocasión, dormia yo profunda, me habia dormido muy tarde a mitad de
una pelicula en una de esas jornadas interminables de cine de media noche a
que ella me sometia todos los fines de semana, lo cierto es que de pronto me
desperto la luz que mi abuela encendio al lado de su cama. Abri apenas los
ojos casi instintivamente sin estar consciente, vi hacia su cama mientras me
volteaba par evitar la luz en mis ojos y seguir durmiendo, pero la imagen de
mi abuela como sofocada, con la dormilona caida de los hombros
descubriendole la mitad del pecho, me causo asombro, por alguna razon no
quise preguntarle lo que le pasaba sino que pretendi que seguia dormida,
como me habia volteado dandole la espalda, espere unos minutos para regresar
a mi posicion original y poder verla. Ella estaba respirando hondo y rapido,
jadeaba, tenia la mirada perdida hacia un rincon de la habitacion, estaba
como pensando o recordando algo, se sentia agitada, no era el estado de paz
o serenidad que le habia visto siempre. Tomo de la mesita un rosario que
mantuvo entre sus manos por un rato mientras cerraba los ojos. Pense que
habia tenido una pesadilla y desperto asustada. De pronto se mete una mano
entre las piernas, la movia, pense que se rascaba, pero por el tipo de
movimiento me parecio que no era algo normal de quien le pica el cuerpo. Se
echo hacia atrás apoyada de un brazo mientras con la mano seguia
?rascandose? . En esa posicion la dormilona se subio descubriendole las
pantaletas y cual sera mi sorpresa al ver que la mano la tenia dentro, se
tocaba la vagina! Yo me puse colorada, mi rostro hervia y mi corazon comenzo
a palpitar a millon, senti que estaba presenciando algo tremendamente
privado, secreto quiza, pero en todo caso lo que hacia no lo asociaba a la
imagen de mi abuela, me acorde de algo que decian dos chicas en el cole de
tocarse las partes que la verdad no llegue a comprender del todo.

De pronto mi abuela se detuvo, se levanto y salio de la habitacion, al rato
regreso con una bandeja con un vaso con hielo, un platano y un pepino, luego
se acerco a su peinadora y de la gaveta saco un tarro de crema. Se acerco
hasta mi rostro y me llamo, yo ni me inmute, seguia dormida. Una vez
confirmada que yo dormia se quito la dormilona y la pantaleta, y se recosto
sobre la cama y doblo las rodillas descubriendo su vulva . Yo la veia de
perfil pero frente a su cama estaba el espejo de la puerta del armario que,
aunque me sirvio para yo ver todo en detalle, en realidad era ella a quien
le gustaba verse mientras se masturbaba.

Volvio a tocarse la vagina, frotaba con gusto el clitoris, yo seguia
aterrada, sentia como si ella pudiera descubrirme espiandola por el sonido
de mi corazon al latir con tanta fuerza. Cogio un hielo del vaso y se lo
pasaba primero por el cuello, las orejas y luego por los pezones, estos se
pusieron rigidos, como dos piedras. Ella se deleitaba, sus dedos seguian
sobando el clitoris y ella jadeaba, su rostro se transformaba, sonreia o al
menos eso me parecia, de vez en cuando volteaba hacia mi, ya ni me cuidaba
porque como decidi verla solo por el espejo ella no podia saber si tenia los
ojos abiertos o cerrado, acentue mi respiracion para tranquilizarla, yo
seguia profunda ....asi estuvo, cuando dejaba de tocar el clitoris era para
meterse los dedos en la vagina se los mojaba y luego seguia en el clitoris,
a veces jugaba con el y lo sacaba como un pipicito, con las dos manos
apartaba los labios y lo pelaba, de pronto deje de verla como mi abuela,
parecia una chica jugueteando con su cuerpo, descubriendoselo, gozandolo. El
hielo se derretia en su cuerpo jadeante, ella se estaba transformando en
otro ser, para mi comenzo a ser una desconocida, los movimientos del cuerpo,
las contorciones, los movimientos de cabeza, me horrorice, detrás de ese ser
ejemplar, de carácter firme, una moral a toda prueba, se escondia una bicha,
una puta en celo, mi cabeza daba vueltas, pensaba, no entendia lo que le
sucedia, que misterios escondia esa vagina que podia transformar asi a mi
abuela?

Mi abuela comenzo a temblar, su cuerpo se movia con violencia mientras el
rostro adquiria un rictus de paz, sus ojos brillaban, sus caderas bailaban,
era un cuerpo agil, es como que si ese cuerpo viejo y flaxido habia sido
poseido por el espiritu de un ser mucho mas joven. Se detuvo y cogio el
platano, lo pelo y se lo llevo hasta la vulva. Abrio mas las piernas y con
la otra mano ayudo a calzarlo en el ojo. Se veia experta, todo lo hacia como
un ritual que repetia paso a paso. Ver el platano entrar en su vagina me
hizo sentir por primera vez algo nuevo en el cuerpo, mis pezones de erizaron
y los labios de mi vagina sentia que latian, senti humedad, me toque y
efectivamente estaba mojada. Ya no eran nervios lo que sentia, ahora comence
a sentir ansiedad, algo acontecia en mi cuerpo que estimulaba la escena
frenta a mis ojos. El platano entraba y se perdia dentro de su cuerpo, luego
salia, sus movimientos eran armoniosos, entraba, salia y sus caderas se
movian con el mismo ritmo, sus jadeos se hacian otra vez intensos, gemia,
era dolor? No lo sabia, pero su rostro reflejaba placer, yo por mi parte
cuando me toque y senti que estaba mojada, instintivamente mis dedos se
quedaron acariciando mi vagina, no penetre los dedos pero me acariciaba
desde la entrada del culo hasta el clitoris, como tratando de llevar el
liquido a todas partes, mi abuela jadeaba cada vez con mas intensidad, su
mano libre se sobaba las tetas, frotaba el pezon con fuerza, una teta se la
llevo hasta la boca y la chupaba, cambie mi posicion para tocarme mejor y ya
no alcanzaba a verla bien por el espejo, pero no me importaba de pronto mi
interes se centro en mi, en lo que el cuerpo me pedia, necesitaba tocarme y
mientras mas me tocaba mas me lo pedia el cuerpo, comence a comprender lo
del platano, el cuerpo pide algo que ya no le estoy dando, decidi meterme
los dedos que movia al compas de los jadeos de mi abuela, ella estaba
entregada totalmente a ese platano y ya no me veia, cuando ya parecia que
llegaba a un punto de maximo placer, se detuvo y sin sacar el platano de la
vagina tomo el pepino y el tarro de crema, yo tambien me detuve queria
observala. Con la crema unto el pepino y se llevo un poco hacia el culo que
tambien se lo unto. Con las piernas levanto un poco las caderas y adelanto
un poco las nalgas hacia delante. Con lentitud y precision fue metiendose el
pepino por el culo, al entrar dio un gemido de placer distinto a los
anteriores, con una mano tomaba el platano y con la otra el pepino, con las
piernas se mantenia suspendida, era como ver a mi abuela hecha una atleta,
no lo podia creer. Quise imitarla e intuitivamente se me ocurrio chuparme
los dedos y comence a mojarme el ojo del culo, volvia a mojarme el dedo y
volvia al culo, con suaves movimientos circulares alrededor del hoyo, me
fui metiendo poco a poco el dedo en el culo, ya adentro segui frotanto mi
clitoris, eso me gustaba, el cuerpo empezo a temblarme como que si un tren
estuviera pasando, cada vez mas cerca y cada vez mas rapido dentro de mi.

Mi abuela y yo comenzamos a jadear al unisono, ella con mucho mas violencia
que yo, estaba transformada, enloquecida, era una bestia enjaulada que
acaban de liberar, sus ojos y miradas se perdieron como en un viaje al
infinito, mi cuerpo tambien sintio que se soltaba de una camisa de fuerza,
era libre, feliz, habia alcanzado un estado de un placer indescriptible,
voltee a mirar a mi abuela y ella a mi, quedamos las dos mirandonos
placidamente por unos minutos, en silencio, flotabamos. Al rato solo alcance
a preguntarle: abuelita, que paso?, ella me hizo un gesto para que me pasara
a su cama, me abrazo y me dijo: si te lo explico no lo vas a entender, pero
quiero que lo que sentiste hoy lo conserves siempre contigo y en el futuro,
pase lo que pase en tu vida, siempre haz que este momento te acompane y no
lo abandones porque el sera un elemento importante de tu felicidad. Ahora te
pido que duermas con los angelitos y que esto sea un secreto entre nosotras
dos. Que Dios te bendiga mi amor.



Bluevelvet 20-08-2003


"ENVIAR RELATOS EROTICOS".

TOP AUTORES

Anonimo 16
Willy 11
Exia 11
Valentino Y 6
Santi-Tico 6
Helena 6
Carlos 5
Víctor 5
francisquito 4
Federico ALONSO 4

VIDEOS DEL DIA

Descarga miles de videos completos al instante.
Web,s Recomendadas
Mujeres desnudas Buscador Erótico Famosas Desnudas Sexo Gratis
Sexo Anal
Mamadas
Famosas desnudas
Incesto
Pornostars
Chicas Desnudas
Sexo Filial
Sexo Oral
Famosas Desnudas
Sexo Anal
Fotos Gay
Relatos Incesto
Modelos desnudas
Famosas desnudas
Chicos Desnudos
Sexo Oral
Sexo Gratis
Canal Venus - Sexo Gratis
Mujeres Desnudas

Club Relatos Eróticos
Tios Buenos
Chicos Gay
Chicos Follando
Actrices Españolas
Añadir nuevo